Construyendo Ciudadanía, Cooperativa Barrio La Juanita y Acción Respeto organizaron una charla sobre violencia de género en Gregorio de Laferrere

11070833_845255978855698_3257375794273242621_n

 

El sábado pasado estuvimos en la Escuela Crecer en Libertad del Barrio La Juanita acompañados por los voluntarios y amigos de Club de Ciudadanos, Alimentando Sueños y Cooperativa La Juanita para presenciar la primera charla abierta sobre Violencia de Género.
Tuvimos la oportunidad de disfrutar de un momento muy intenso y fraterno gracias a la excelente predisposición y comprensión que nos brindaron para la charla nuestros amigos Gabriel Castillo y Matías Lauriti de Acción Respeto.
Tal fue la conexión positiva que generaron con nuestros amigos y vecinos del barrio que les pedimos que nos cuenten cuál fue su impresión sobre lo vivido.
A continuación, su devolución en primera persona:

“Llegamos a La Juanita el sábado al mediodía, con bastante incertidumbre pero aún más expectativas. Fuimos invitados por la ONG Construyendo Ciudadanía para brindar una charla sobre Violencia de Género sin saber exactamente con qué nos íbamos a encontrar. En el barrio La Juanita, en la localidad de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, funciona una cooperativa homónima que se encuentra en una zona olvidada por el Estado.
De la mano de su coordinadora Silvia Flores, los vecinos y Construyendo Ciudadanía se abocaron a mejorar la calidad de vida y capacitar a quienes se acercaran a la Cooperativa para diferentes tipos de trabajos e, incluso, lograron construir una escuela (la cual el intendente no habilitó por motivos personales).
Observamos de primera mano, el trabajo que tanto La Juanita como Construyendo Ciudadanía vienen realizando para mejorar la calidad de vida y crear una mejor ciudadanía, más responsable y solidaria, mejorando las infraestructuras existentes y creando siempre más, sin parar. Es interesante que en el marco de una charla de género hayamos podido observar, entre sorprendidos y maravillados, lo que una comunidad puede lograr cuando se les brindan todas las herramientas.
Por primera vez entendimos el concepto de “común unidad”, un grupo de gente tirando para adelante, a fuerza de pulmón, y logrando resultados que tienen un impacto en la comunidad toda. Calles sin asfalto (salvo alguna que otra), grandes carencias, pero un gran espíritu solidario y el objetivo de constantemente mejorar la comunidad.
En ese marco desarrollamos la charla sobre violencia de género, esperando alguna reticencia, sin saber realmente con qué nos íbamos a encontrar. Encontramos un grupo de gente abierta, de gran corazón, dispuesta a compartir sus experiencias más dolorosas y personales, escuchando conceptos y entendiendo el significado de la violencia de género en todas sus variantes, creando un gran ambiente de debate libre.
Aún hoy nos encontramos maravillados por la confianza que depositaron en nosotros, sin conocernos, sin haber cruzado más que algunas palabras previas. Entre mates, conceptos, risas y lágrimas, quedó en evidencia el gran corazón solidario de toda esta gente, las ganas imparables de apoyarse mutuamente frente al silencio y al olvido de los aparatos gubernamentales.
Visitar La Juanita, trabajar con ellos, fue una experiencia única que indudablemente vamos a repetir incontables veces. Ya sea para charlar sobre género, escuchar talleres, dar una mano o sencillamente sentarnos a tomar mate con la gente.
El próximo objetivo es llevar más profesionales y gente para trabajar con mayor profundidad, creando redes solidarias para combatir la violencia de género y el abandono gubernamental, ambos endémicos en la zona. Dentro de los grupos de género en los que trabajamos se suele decir que “hay que hacer crecer jardines desde la mierda”. Nunca nos encontramos con tanto potencial de tantas hermosas flores.”

Deja un comentario